¡Que la CGT y la CTA llamen al paro de 36 horas con movilización ya!

Compartí esta nota!

Macri dijo que hablaba con “el corazón y la verdad”. La verdad es que mintió bastante.

Su gobierno endeudó al país por décadas para darle millones de dólares a los empresarios esa es la pura verdad, no por culpa del déficit fiscal.

La deuda externa no es centralmente por el déficit fiscal, es por el brutal saqueo que hizo el gobierno del país en tan solo 2 años y medio. Por la brutal transferencia de ingresos desde los trabajadores y el pueblo a los multimillonarios de acá y del mundo.

Todas las medidas favorecieron a los grandes empresarios con el cuento que si ganaban mucho iban invertir mucho. ¡Mentira! Saquearon el país y se la llevaron afuera. Ganancias para pocos a costa de la inmensa mayoría de trabajadores.

La situación no se aguanta más. La plata no alcanza para nada, los pesos vuelan. Las paritarias parecen un lejano recuerdo y un chiste de mal gusto. A los docentes les siguen ofreciendo el 15%. La luz no para de subir, el gas es impagable y otra vez subió la nafta.

El Gobierno no para de ajustar y aplicar a rajatabla la receta del FMI. Macri dijo en marzo que la inflación anual no iba superar el 15%. En junio se comprometió con el FMI, y declaró que no iba a ser superior al 32%. Ahora ya se habla del 42%. El fin de semana fue de remarcación feroz, hubo mayorista que cerraron para remarcar.

La recesión va a pegar un salto, cierres de empresas, despidos y suspensiones son moneda corriente. A los estatales no les renuevan el contrato y, luego de años de trabajo, no les dan ni indemnización. Los trabajadores de TELAM hace 60 días que están de paro por la reincorporación de 357 trabajadores. Ahora se sumaron cientos de despidos en el Ministerio de Agricultura y para cumplir el déficit cero se calcula que habrá 10.000 despidos en el estado.

Las patronales aprovechan e imponen una reforma laboral de hecho, con la vista gorda de los delegados y los gremios. Las nuevas condiciones de trabajo son de esclavitud. A toda una generación de trabajadores la están “rompiendo”, les dejan el cuerpo a la miseria y después de romperlos los echan.

¿Paros para descomprimir o para ganar?

La CGT se reunió con el FMI a tomar café, en el mismo momento que los obreros del Astillero Río Santiago enfrentaban la represión de la policía de Vidal. Ya se había reunido en secreto con Macri en Olivos a mediados de agosto para seguir negociando sectorialmente: uno sinvergüenzas totales.

Todos los gremios cerraron por detrás de la inflación y en cómodas cuotas. En cuanto a revisión de las paritarias los bancarios ya revisaron al 32 % no acumulativo y en cuotas pero ya se quedó corto.

El “combativo” Moyano se fue de la CGT, pero no es muy distinto de los que se quedaron. El 21 de febrero nos llamó a esperar al 2019 y a aprender a votar, justo él que votó a Macri.

Después estuvo escondido hasta el paro del 25 de junio, que fue otro paro para descomprimir y ahora están dando vueltas para convocar

Estos traidores ante la escapada del dólar y la escalada inflacionaria convocaron a un paro para dentro de un mes casi. Pero los trabajadores no comemos vidrio, la bronca crece y las cúpulas sindicales lo saben, ahora dicen que lo van a adelantar.

Compañeros necesitamos un verdadero plan de lucha, necesitamos tomar en nuestras manos los destinos de la lucha. Hay que imponer asambleas en los lugares de trabajo. El ajuste no hace diferencias, nos va a tocar a todos, hay que organizarse como se pueda, hay que hacer reuniones de activistas, o reuniones secretas donde hay mucha persecución. Hay que activarse porque si no nos van a pasar por arriba. Hay que llevar la solidaridad a los trabajadores que ya están luchando, hay que unir al movimiento obrero con el movimiento estudiantil. Los jóvenes tomaron las facultades en defensa de la educación pública, todas las luchas son una contra el plan de Macri y el FMI.

Hay que avanzar en la dirección de un congreso de delegados de base con mandatos para que los trabajadores seamos los verdaderos protagonistas de esta lucha, para discutir y decidir entre todos un verdadero plan de lucha para derrotar a Macri y al FMI.

Compañeros necesitamos un paro activo que ponga realmente en jaque al gobierno! ¡No un paro dominguero! Es por esto que se hace necesario transformar el paro en una verdadera jornada nacional de lucha con piquetes, movilización y que no vuele una mosca.

El gobierno nos quiere robar el futuro y el de nuestras familias. Las Centrales Sindicales están en “la rosca” viendo como “jugar” en el 2019. Para nosotros no hay 2019, nuestra suerte y la de nuestras familias se juegan hoy. Los gobernadores del PJ quieren ayudar al gobierno a que pase el ajuste, están negociando el presupuesto del déficit cero, los K que esperan que el ajuste haga tanto daño para que ellos puedan volver.

No se puede seguir esperando mientras todos los días nos roban una parte de nuestro salario con la inflación.

¡Que los trabajadores y el pueblo hagan escuchar su voz en las calles! ¡Macri no se aguanta más!

¡Que la CGT llame al paro general de 36 hs. con movilización a la Plaza de mayo ya!

Aumento de emergencia del 30% a activos y jubilados indexado mensualmente

No al presupuesto del ajuste del FMI, Macri y los gobernadores

Basta de aumentar los ritmos de trabajo.

No a la reforma laboral de hecho.

Prohibición por ley de despidos y suspensiones

Expropiación de toda empresa que cierre o despida

 

Corriente Sindical 18 de diciembre

Compartí esta nota!

Opina sobre esta nota!